Si estas considerando hacerte un tatuaje con tinta UV, hay algunas cosas que deberías saber antes de que te lances.

La tinta UV se utiliza también en la alimentación, por ejemplo cuando marcan el pescado en los mercados, ya que es una tinta orgánica. Como cada vez más personas buscan alternativas orgánicas para todo, desde el jabón a la alimentación, los fabricantes de tintas para tatuar están trabajando mucho para asegurar sus limpiezas de tinta de modo que cumplan con las expectativas populares. Cualidades como la esterilidad y la composición orgánica que alguna vez fueron la excepción a la regla, son ahora estándares para la mayoría de las tintas para tatuar.

Diferencia entre tinta fluorescente y tinta UV

Los tatuajes fosforescentes y los UV (ultravioletas) se hacen con dos tipos diferentes de tinta. Mientras que los fosforescentes brillan en la oscuridad sin ayuda de fuentes externas, los tatuajes ultravioleta no. La tinta fluorescente contiene fósforo, mientras que la tinta UV tiene componentes orgánicos. Los tatuajes UV sólo brillan bajo los rayos de la conocida luz negra. Las tintas UV que se utilizan para este tipo de tatuajes también están disponibles en distintos colores: 

1. Glow in the dark: sólo visible con luz negra
2. Siete colores visibles también normalmente pero con un tono más opaco: amarillo, naranja, rosa, rojo, azul, verde y magenta.

Los tatuajes fosforescentes pueden hacerse completamente con la solución de fósforo inyectada con la máquina para tatuar, o bien inyectando la solución de fósforo alrededor o dentro de un tatuaje tradicional existente para lograr un efecto especial. No todos los profesionales que se dedican a tatuar pueden hacer este tipo de tatuaje, algunos tienen preocupaciones de seguridad sobre el uso de fósforo, y otros se desaniman por el coste de las tintas, las máquinas de tatuajes o los elementos extra para las tintas. 

En nuestro estudio sólo utilizamos tinta UV ya que, por su origen orgánico, es más segura y anti alérgica. 

 

¿Qué significa tinta orgánica?

TINTA = PIGMENTO

Un pigmento orgánico es una molécula orgánica que actúa como pigmento, lo que significa que cambia el color de la luz reflejada o transmitida como resultado de la absorción selectiva de longitud de onda. Además, es insoluble en sistemas de recubrimiento y polímeros. En la mayoría de los casos, los pigmentos orgánicos tienen un poder de cobertura menor que los inorgánicos, pero presentan una mayor fuerza de color y brillo. 

No todos los profesionales están a favor de la aplicación de los tatuajes glow in the dark/UV por varias razones: 

La primera de ellas se refiere a que las tintas UV son más ligeras que las tradicionales (por su origen orgánico), por lo que, dependiendo de la calidad que tengan, se diluirán antes o después haciendo desaparecer la luminosidad que caracteriza a estos trabajos en un plazo que varía entre 1 y 2 años. Es un punto importante a considerar ya que es un tipo de tatuaje que constantemente deberás repasar. 

 

En cuanto a temas de salud, debes considerar que toda modificación corporal conlleva algún tipo de riesgo, motivo por el que en nuestro estudio recalcamos la importancia en los cuidados que debes tener después de adquirir un tatuaje. Sin embargo, dichas posibilidades se minimizan al hablar de los tatuajes glow in the dark/UV, y el desarrollo de nuevas tecnologías ha permitido tener tintas cada vez más seguras. 

Una de las ventajas más maravillosas a favor de conseguir un tatuaje con tinta UV es que todos los tatuajes pueden ser prácticamente invisibles al ojo humano. Si eres un profesional, preocupado por tener tatuajes visibles a causa de tu trabajo, puedes tener un tatuaje con tinta UV, simplemente invisible casi en cualquier parte del cuerpo, y no va a ser fácil de detectar en condiciones de iluminación normales. Si te haces un tatuaje con tinta UV de color, el tatuaje puede ser más visible en la iluminación normal. 

 

CUIDADOS

Por otra parte, y en relación con el punto anterior, el cuidado de los diseños hechos con estas tintas es un poco más complejo ya que tarda un poco más en cicatrizar y hay que mantenerlo alejado del sol por más tiempo que un tatuaje “normal”, todo para evitar que la tinta UV pierda su potencial luminoso y el tatuaje siga teniendo sentido después de un buen tiempo.