¿Cuál encaja mejor contigo?

Materiales

TEFLÓN

PTFE es la abreviatura de politetrafluoroetileno, también conocido como teflón. Este material se inventó por accidente en 1938 y, desde entonces, se utiliza sobre todo para aplicaciones médicas. Desde hace unos 20 años, el PTFE se lleva también en los piercings.

El uso de PTFE en las joyas para piercings tiene muchas ventajas: es increíblemente flexible y se adapta a la forma y movimiento del cuerpo. Es un material ideal si haces deporte. Además, al no contener níquel podrás llevarlo sin preocupaciones si sufres alergia. ¡Ah! Y no será necesario retirar estas joyas durante los procedimientos quirúrgicos, ya que es un material apto para radiografías, tomografías, resonancias magnéticas o visitas al dentista.

También podrás llevar joyas de PTFE si estás embarazada, ya que el material se adaptará a la forma de tu vientre. Se puede esterilizar en autoclave antes de colocarlo en el cuerpo, son seguros en piercings recién hechos y es un material muy ligero, además de permitirte cortarlo a la longitud que quieras, para que se adapten 100% a ti.

ZIRCONIO

 

El zirconio es un material altamente resistente, conformando un metal de transición brillante, de color blanco grisáceo, duro, resistente a la corrosión y de apariencia similar al acero.

El óxido de circonio se usa en joyería: es una gema artificial denominada circonita, que imita al diamante. Se puede sintetizar en varios colores para su uso como una gema, siendo el diamante de imitación más conocido.

Este metal no suele ocupar la totalidad de la joya, sino que se incrusta como una piedra preciosa para darle un toque sofisticado o de color, permitiéndote lograr un look moderno y actual.

En la mayoría de ocasiones, al no tener contacto directo con la piel, no tendrás que preocuparte por reacciones alérgicas.

La plata es uno de los materiales más extendidos en el mundo de la joyería pero, al mismo tiempo, uno de los que más contraindicaciones tienen.

 Los especialistas no recomiendan utilizar la plata en una primera perforación: el riesgo de infecciones es mayor y retrasa el proceso de cicatrización.

Además, la plata esterlina (la más habitual), se compone de 92,5% de plata y un 7,5% de otro metal, generalmente cobre. Se añade este metal porque que la plata sea más duradera, pero puede causar reacciones alérgicas al tratarse de una aleación. Es por esto que se oxida con el paso del tiempo, al contacto con tejidos y fluidos corporales.

NUNCA lleves colgantes, pendientes o piercings de plata si la piel no está completamente curada.

PLATA

El titanio es uno de los materiales más recomendados por los especialistas: es un metal muy ligero y resistente, de un color blanco-plateado que se extrae del rutilo, y pertenece a los metales de transición que abundan hoy en día en la naturaleza.

Además, el titanio puede presumir de no ser un material fácilmente corrosivo, y es por esto que evita las alergias al ser utilizado en el sector en forma de piercing, ya que su metal no se ve dañado por la secreción natural del cuerpo a la hora de cicatrizar. Y al no tener níquel, es completamente hipoalergénico para todo el mundo.

Si no te gusta su tono natural, puedes encontrar variaciones gracias a que se puede anodizar en diferentes colores, y no es necesario darle un baño de color a un material que no sea biocompatible.

TITANIO

ACERO QUIRÚRGICO

El acero quirúrgico es el principal competidor del titanio en el mundo del piercing, aunque poco a poco va perdiendo peso.

Es cierto que su probabilidad de alergia es casi nula, pero no inexistente: tiene un muy bajo porcentaje de liberación de níquel, por lo que los especialistas lo consideran seguro y no representa ningún riesgo para la salud. Pero eso no quiere decir que no pueda darte reacción.

Desde el punto de vista económico, es mucho más barato que el titanio, y además puede esterilizarse. Y lo mejor: no se decolora con el tiempo.

Por otro lado, al ser uno de los materiales más empleados, podrás encontrar muchos modelos, diseños, colores… en el mercado. Y si tu perforación está completamente curada, no tienes que preocuparte.

SILICONA

La silicona plástica es uno de los materiales más recomendados para usarse en perforaciones bucales, especialmente durante el tiempo de la cicatrización. La razón principal es su flexibilidad.

Pero es un material que suele romperse con facilidad, por lo que debe cambiarse regularmente.

La silicona plástica no suele usarse en otras partes del cuerpo, ya que podría infectarse con gran facilidad. Normalmente solo se usan como pieza inicial, ya que ayuda a la cicatrización.

Puedes encontrar muchos diseños y colores, ya que es un material increíblemente adaptable y colorido.

Aunque debemos considerar la calidad del material, sea cual sea el que elijamos, con el oro hay que prestar especial atención: las joyas de oro con pocos quilates desprenden trazas de níquel, una sustancia que, como ya hemos comentado, puede traerte varias complicaciones si resultas ser alérgico.

Por el contrario, el oro de 18 quilates no desprende absolutamente nada de níquel, por lo que el material es 100% seguro para nuevas perforaciones. Pero con cuidado: ya sea un piercing para oreja, nariz… el riesgo de infección es mayor que con otros materiales, como el titanio o el acero quirúrgico.

Y cuidado con pasarnos: el oro puro, de 24 quilates, es muy suave y podría permitir a los microbios que están al acecho instalarse en nuestra perforación.

ORO

Aunque está clasificado como piedra preciosa, no se habla del ópalo como de otras gemas. Es un material delicado, y requiere un cuidado especial.

Su apariencia vidriosa, acompañada de la gran variedad de ópalos que existen con sus correspondientes colores y formas, lo hacen el complemento ideal para adornar una joya que, de otra forma, quedaría desnuda y aburrida.

La forma de nacer del ópalo también es única: esta preciosa gema está compuesta de pequeñas partículas esféricas agregadas; es decir: es como un gel solidificado que vive en diferentes formas.

Eso sí, si te decides a incluirlo en tu joya, recuerda que es un material muy delicado y no aguantará grandes golpes sin quebrarse.

ÓPALO

¿TIENES ALGUNA DUDA?